Idolos museo huelva0004 U18883471212jVN 1024x512@huelva24.jpg

Las deidades omniscientes

Todo lo ven y todo lo oyen. Están por todas partes y tienen el poder de castigar o de premiar las malas o las buenas acciones, según les plazca, porque para eso son eternos, todopoderosos y más bellos que las antiguas pesetas. De hecho, esta imagen de vigilancia constante ha persistido desde las primeras civilizaciones urbanas, ya se llamen Ur, Babilonia o el Egipto de los monumentos colosales, es decir, en una figura de pantocrátor donde se nos muestra un dios muy humano, flanqueado por sus escribas, que testimoniaron su existencia siglo y medio después de la muerte del profeta de Galilea. El principio y el fin de todas las cosas, el alfa y el omega, pura idea de la eternidad, y finalmente plasmado en un libro abierto en su mano derecha donde nos revela que él es la luz que ilumina a todos los mortales, a aquellos que le observamos como él lo hace, con los ojos bien abiertos, porque el dios de ahora, el que siempre ha sido, se hizo carne o lo hicimos mortal: En el principio, el hombre se sintió solo y desprotegido, sintió la necesidad de crear un dios a su imagen y semejanza, que le protegiera y le cuidase.

🏨 Los mejores hoteles a los mejores precios en Huelva aquí

🚖 Reserva tu traslado Aeropuerto de Sevilla ⇆ Huelva aquí

🥾 Reserva los mejores tours y excursiones en Huelva aquí

🚗 Alquila tu coche en Huelva al mejor precio aquí

⛑️ Reserva tu seguro de viaje con un 5% de descuento aquí

Mira también: La croqueta más exquisita del globo tiene sabor a Huelva La croqueta más exquisita del globo tiene sabor a Huelva

Así nos lo han contado desde que el hombre es hombre y tuvo la necesidad de comprender cómo es el mundo en el que vive. De ahí que lo hayamos creado todopoderoso, misericordioso y atento a nuestras miserables existencias. De ahí, también, que tengamos la necesidad de temer a dios, de cualquier dios, lo cual nos ha permitido, siendo los salvajes irredentos que somos, sobrevivir todos estos siglos por todos los siglos amén. Por casualidad, pero aquí estamos, devorándonos, ciertamente, pero justo lo necesario para que la especie, que es lo importante, sobreviva. Aquí estamos o aquí seguimos, observados por esos dioses esculpidos por nuestros semejantes, por nuestros antepasados (1) observándonos impasibles, quietos y parecidos a los hombres desde las vitrinas del segundo piso del multifuncional (2) museo onubense. Ídolos los llaman. No dioses, porque ya saben que dios es único (3) y todo lo demás es una fábula.

Una colección de miríadas de piezas procedentes de hasta veintiséis museos españoles y portugueses que ya se han exhibido en Lisboa, Alicante y ahora en Huelva por un periodo de seis meses. Realmente es imperdonable no aprovechar la oportunidad de visitar en más de una ocasión esta excepcional exposición de piezas del neolítico y del calcolítico. Con una excelente instalación, donde lo didáctico es prioritario, elegantemente iluminada y acogedora con unas sombras diseñadas para que toda la atención se centre en unas piezas de extraordinaria importancia artística que nos ayudan a entendernos, a conocernos mejor, a nosotros y al mundo en que vivimos. Más que recomendable, la visita es obligada, nos atrevemos a decir en esta breve reseña.

Dioses cilíndricos

🏨 Los mejores hoteles a los mejores precios en Huelva aquí

🚖 Reserva tu traslado Aeropuerto de Sevilla ⇆ Huelva aquí

🥾 Reserva los mejores tours y excursiones en Huelva aquí

🚗 Alquila tu coche en Huelva al mejor precio aquí

Mira también:La provincia andaluza con el menor número de incidencias en Nochebuena fue Huelva.La provincia andaluza con el menor número de incidencias en Nochebuena fue Huelva.

⛑️ Reserva tu seguro de viaje con un 5% de descuento aquí

La exposición, o la instalación dispuesta en el segundo piso del museo de Huelva, ya les decimos que es verdaderamente impresionante. Muy atractiva y sobre todo es una linda opción para llevar a los más jóvenes de la familia a contemplar todas esas figuras, planos, objetos de todo tipo, enterramientos y ajuares extremadamente interesantes, que por un momento nos transportan a esa época no tan distante en la que estas tierras del suroeste europeo, tal como subtitula la exposición, nos observan a través de esas pequeñas estatuillas estáticas, inmóviles, desde el interior de estanterías de metacrilato, a pesar de lo cual se escucha claramente su voz, un susurro lejano y profundo en el que se oye con toda claridad que aquí están, como siempre lo han estado, observándonos, asegurándose de que la especie humana sobreviva a lo largo de la eternidad, no los individuos de existencia efímera y limitada por dos momentos precisos, como son el nacimiento y la muerte, sino la especie. Somos especie, eterna, como la de esos dioses cilíndricos, como esas láminas de pizarra en las que una decoración esquemática en la vestimenta se somete a lo más importante, la mirada de estos ídolos, de estos dioses misericordiosos que, al fin y al cabo, somos nosotros mismos.

Abierta, con entrada gratuita todo el invierno y toda la primavera. Organizan: Museo Europeo del Año, Diputación de Alicante, Junta de Andalucía – Museo de Huelva y Museo Arqueológico de Alicante, con la colaboración del Museo Arqueológico Nacional, la Dirección General del Patrimonio de la República de Portugal, el Museo Arqueológico y Paleontológico de la Comunidad de Madrid, y el patrocinio de la Fundación Atlantic Cooper.

(1) En la cartelería y en las reconstrucciones que se muestran en el segundo piso del museo, nuestros oscuros antepasados aparecen rubios como espigas de trigo al amanecer, pero los cambios en el genoma humano que llevaron al aclaramiento de la piel, tuvieron lugar en el norte de Europa hace siete mil años, y en estas latitudes meridionales, mediterráneas, hace solo cuatro o cinco mil años. Algunos de nosotros seguimos siendo más oscuros, pero la verdad es que la evolución hacia una piel más clara comenzó, en sus orígenes, en ese tiempo en el que con un trozo de piedra o de hueso intentamos dar forma, y hasta vida para poder adorarlos, a esa idea de dios protector que tanto hemos necesitado siempre.

(2) Hace cincuenta años se inauguraba el Museo de la Avenida Sundheim. Naturalmente, no pudimos estar presentes en esa fecha junto al recordado primer director del museo, Mariano del Amo, y las autoridades de la época, pero sí hemos podido visitarlo miles de veces, solo, acompañados o guiando a grupos de estudiantes de secundaria o de bachillerato, a través de este espacio que reunió los fondos de la antigua academia de Bellas Artes de Huelva, complementada con donaciones o préstamos de otras instituciones museísticas, además de los valiosos fondos arqueológicos que se guardaban en lugares improvisados, ustedes sabrán dónde, en aquellos tiempos caracterizados por la falta de presupuestos en todos los ámbitos, y en el cultural desde luego también. No es que la historia haya cambiado mucho, excepto por el cansancio de llevar medio siglo exigiendo la apertura de más museos y que ahora parece que ha sido finalmente escuchado por nuestras ilustres y venerables autoridades. Ahora al menos hay algo más que promesas. Desde la Junta de Andalucía se anuncia que el antiguo Banco de España se convertirá en museo en un par de años, al igual que el antiguo mercado del paseo de Santa Fe, que ha sido todo menos mercado, albergará los fondos de José Caballero y una sección de arte contemporáneo, según se desprende de lo poco que hemos podido saber al respecto a través de los medios de comunicación. En resumen, cincuenta años desde la creación del museo, cincuenta años de promesas, y como dice la canción, si veinte años no son nada, cincuenta aún menos. Quién sabe, quizás en poco tiempo contemos con varios museos, todos ellos necesarios.

(3) Amenofis IV, o Akenatón, como prefieran llamarlo, también sabía que dios era uno, el sol que nos ilumina, fíjense ustedes, ego sum lux mundi. Incluso su venerado padre ya tenía conocimiento de la herejía que ambos conocieron gracias a sus conquistas territoriales en el corredor sirio-palestino. Luego conocen cómo acabó Akenatón y su querido hijo Tutankatón, más tarde conocido como Tutankamón, pues parece que los sacerdotes de Amón no estaban muertos, sino de parranda. Tremendo, pero como siempre la religión vinculada al control de los poderosos sobre nosotros, los mortales. El temor de Dios que ha permitido nuestra subsistencia, pero también nuestra sumisión a los poderosos. La vida, después de tantos milenios, sigue igual. O casi.



Mira también: La Sierra de Aracena se adorna con ganchillo durante la Navidad La Sierra de Aracena se adorna con ganchillo durante la Navidad
Puntúa este artículo!

Espero que hayas disfrutado este artículo sobre Las deidades omniscientes aquí tienes los artículos relacionados para conocer Huelva en 2024.

Abraham Narvaez

Mi nombre es Abraham Narvaez y pertenezco al equipo de Huelva Paradise. Me encanta mi ciudad y quiero compartir todo lo que sé sobre ella contigo.Si estás interesado en conocer más acerca de Huelva, déjame decirte que aquí encontrarás información detallada y actualizada sobre todo lo que necesitas saber, desde sus lugares turísticos más populares hasta sus mejores restaurantes y bares.

    6 ¡Tu opinión es bienvenida!

  1. Charlotte dice:

    ¿Dioses cilíndricos? ¿En serio? ¿Qué sigue, dioses con forma de hamburguesa? 🍔 #CosasLocas

  2. Tor Gonzalo dice:

    ¡Vaya locura de deidades omniscientes! ¿Alguien más se imaginó a esos dioses cilíndricos como rollos de papel higiénico? 😂

  3. Sahara Zapata dice:

    ¿Los dioses cilíndricos son más poderosos que las deidades omniscientes? ¡Vaya debate interesante! 🌀🔮🤔

  4. Atilano dice:

    Uff, ¿es en serio? ¿Deidades omniscientes y dioses cilíndricos? ¡Me encanta la diversidad divina! 😂🙌🏼

  5. Polonia dice:

    ¿Dioses cilíndricos? ¿En serio? Eso suena más a una película de ciencia ficción que a una realidad.

  6. Endrike dice:

    ¡No puedo creer que alguien crea en dioses cilíndricos! ¡Eso es pura locura!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El tamaño máximo de subida de archivos: 1 GB. Puedes subir: imagen, vídeo. Los enlaces a YouTube, Facebook, Twitter y otros servicios insertados en el texto del comentario se incrustarán automáticamente. Suelta los archivos aquí

Subir